viernes, 14 de septiembre de 2007

MARATÓN DE SEXO Y FANTASÍA DE RACHELL 155 700 7000 SOLO RED FIJA


Fui de vacaciones con mi novio. Decidimos ir a la playa, solos. Ambos teníamos como fantasía hacer el amor en público, pero nunca antes lo hicimos así por temor, pero en esas vacaciones fue maravilloso. La primera noche que llegamos, salimos a dar un paseo por la noche a conocer mejor el lugar, ya que nos habían hablado maravillas, y estaban en lo cierto, pero bueno, esa noche pasó, y como llegamos muy cansados por el viaje, nos fuimos a nuestra habitación temprano a "descansar" pero al entrar, yo estaba súper excitada, porque me pasé todo el tiempo pensando en lo que haríamos al llegar a ese lugar, ya que es un lugar donde nadie se mete con nadie, un lugar liberal, y cada quien hace lo que se le da la gana, sin que nadie te diga algo, así que solo cerramos la puerta de la habitación, y enseguida lo agarré y lo empecé a besar con mucha pasión, en lo que le quitaba su camiseta, entonces, empecé a acariciarle su cuerpo apasionadamente, por cierto, no es porque sea mi novio, pero está riquísimo, es un hombre alto, triguillo, pelo liso negro un poco larguito, de abdomen durito y unos ojos café y una sonrisa que matan…., así que imagínense, yo le besaba todo, cada rincón de ese cuerpo tan rico, hasta llegar a su verga que ya la tenía súper parada, le bajé el short y se la empecé a mamar desesperadamente, en eso con su rica verga en mi boca, lo llevé al balcón de la habitación, abría la puerta y allí, estando en el piso No. 4 del hotel, quedábamos con vista hacia la playa, por otro lado hacia otros hoteles (varios), en los cuales había gente en los balcones, platicando o lo que sea, así que para no ser tan obvios, no encendimos las luces, pero era mas que claro que toda la gente nos veía, mientras nosotros lo hacíamos frente a todos, unos nos veían mal, a otros les encantaba, se les veía en sus rostros, así que él, me montó en una mesita que había allí, me abrió mis piernas y me empezó a mamar mi clítoris, mi vagina, todo, yo traía puesta una faldita muy cortita, y andaba sin ropa interior, y él no se dio cuenta, sino hasta ese momento, así que lo puse a mil, al abrir mis piernas y verme preparada para la acción, no paraba de mamarme, y yo me estaba derritiendo en su boca, no podía resistir más tanta satisfacción, así que a gritos y muy excitada le pedí que me la metiera, recuerdo que le dije "metémela mi amor que ya no aguanto, y quiero tu verga adentro de mí". El no lo pensó dos veces, y me la metió, yo sentí, divino cuando lo hizo, y no podía parar de pedirle más y más, le decía: "cogeme mi amor, culiame, me encanta", la verdad, me encantaba, y mientras me penetraba, a la vez, me besaba apasionadamente y me tocaba mi clítoris con sus dedos. Por mi parte, yo le agarraba sus bolas delicadamente, pero a la vez de manera que yo sé que lo pongo más ardiente, así que estábamos extasiados y entregados el uno al otro. La gente nos veía y eso nos excitaba aún más, así que seguíamos cogiéndonos, hasta que en un momento no aguantamos más y terminamos a la vez, lo cual fue una experiencia encantadora, excitante y un poco romántica, después de todo. Luego sí, nos dormimos, más que relajados y de hecho, sí, muy cansados... Y aún no les cuento nuestra verdadera historia de la fantasía cumplida, sí de hecho, esa es una parte pero no termina allí, ya que al siguiente día la pasamos súper vacano en el día, tuvimos sexo dentro del mar, nadie se dio cuenta, y lo mejor de todo, pasó esa noche, cuando decidimos ir a un rancho discoteque al lado de la playa, y luego de tomar unas copas, estábamos bien prendidos, y nos fuimos a bailar. Obvio, yo andaba, muy accesible, una mini, un poco voladita, y la parte de arriba de un traje de baño, pero me tapaban muy poco, dejaba muy poco a la imaginación en la parte de arriba. La verdad, lucía espectacular, modestia aparte, porque tengo un cuerpo muy bonito y definido, unas piernas bien contorneadas, una cintura rica, abdomen plano, y unas tetitas divinas, grandes, paraditas y firmes..., entonces, mi novio estaba embebido conmigo y no paraba de tocarme, como es una playa, era normal andar vestida así, pero él solo tenía ojos para mí, y eso a mí me excitaba muchísimo. Por su parte él, se puso una camiseta algo floja, al igual que sus jenas, para que en una emergencia poder sacarse su verga fácilmente, y así fue. Estábamos bailando diferentes ritmos, pero no parábamos de tocarnos y rozarnos nuestras partes, estábamos en medio de la pista de baile, y muy acarameladitos por cierto. En un momento se dio la oportunidad y el baile se prestaba, así que me pegué a él, y sentí su verga durísima, él no aguantó más y allí, delante de todos, me bajó mi top, o brasier digamos, de una de las tetas y me la mamó, así nomás, delante de todos, sin importarle nada, eso nos puso a mil, a los dos, así que yo me dejé, lo dejé que siguiera, y la gente solo nos veía, algunos chavos no dejaban de verme, otras parejas, estaban en lo suyo y seguian bailando, pero claro que sé que los excitamos a todos, así que luego solo me arregle el sostén y me tapé un poco, nada más el pezón, y lo demás lo dejé libre, para provocar un poco más a mi ardiente novio, agarré sus manos, y mientras bailábamos las puse en mis piernas para que me acariciara, mientras yo le rozaba su verga durísima a punto de estallar, con mi culo, así que como era de noche, luego en ese momento encendieron más luces de disco, había mucha gente y no se distinguía con detalle las cosas, decidí, abrirle el cierre de su pantalón, y empecé a masturbarlo, pero me di cuenta que si seguía iba a terminar, asi que en ese momento, el me metió la mano debajo de la faldita y empezó a masturbarme al ritmo de la música. En eso, nosé como, de hecho sí, bastante incomodo al inicio, pero valió la pena porque fue súper excitante, se las arregló y ya con su dura y riquísima verga afuera, debajo de su camiseta, me la metió en mi vagina en medio de la pista de baile, fue increible, sentirlo allí, delante de todos, sé que al menos unas dos parejas sí nos vieron todo y se prendieron también, ya que los chicos empezaron a meterle mano a sus minas, y eso era espectacular verlo, saber que nos veían y que excitábamos a otros, nos excitaba más a nosotros, pero la demás gente no se daba cuenta porque estaba bastante oscuro, así que era excitante saber que nos veian, y lo hicimos allí, todavia no me explico como, pero lo hicimos "Bailando" y terminamos en seguida, luego de unas copas más, y ya mas entrada la noche, terminamos a la orillita de la paya en otra sesión de sexo, nosotros y otro pareja de las que se prendieron con nosotros en la pista, nosotros empezamos a tocarnos con señales de que queríamos más y pues los encendimos más a ellos, así que nosotros empezamos a hacerlo, y ellos a unos 8-10 metros de distancia nos veían y se animaron a hacerlo allí, cerca de donde nosotros, pero no revueltos, pero sí fue riquísimo, solo de pensarlo me prendo de nuevo….Había uno que otra persona que se asomaba a vernos, pero como ocultándose. Allí nos terminamos de revolcar, nos metimos luego al mar a limpiarnos un poco la arena y ya luego tipo 4 de la mañana que terminamos, nos fuimos a nuestra habitación a descansar para recuperar energías para el siguinete día. Han sido las mejores vacaciones de mi vida, y así pasamos todo el fin de semana, cogiéndonos por delante, por detrás, mamándonos, masturbándonos, y todo lo que hacer el amor y el sexo conlleva. Ah! De hecho, luego de la cogida en el balcón de la habitación, nos fuimos muy temprano a otro hotel, en otra zona más ardiente, para evitar quejas de algún vecino envidioso, jajajaja…. Ahorita estamos planificando nuestras próximas vacaciones, que se que serán igual o aún mejores, ahora que adquirimos experiencia.....